Caligrafía

caligrafía

El pulso incoherente me ha desestabilizado la caligrafía,
no entiendo mi letra y no sé cómo continúa la historia.

Busco los puntos que acompañan al niño que aprende a escribir,
pero a los adultos se nos priva de la calma de una línea amiga
de un trazo que le recuerde al cuento por dónde tiene que seguir,
de una mano que te enseñe a coger el lápiz de vuelta a una palabra que arropa.

No me gusta mi letra, tiembla
o me mueven la hoja, no sé.
Mis dedos nunca aprendieron a escribir palabrotas
y entre las migas del borrador,
se nota el frío en el vocabulario del día.

En un intento de arrancar la hoja,
justo después del beso y seguido,
me he cortado con el filo.
No ha habido sangre,
ni una gota.
Pero los cortes más estúpidos,
son los que más escuecen.

Ha sido aquí,
justo entre el índice y el corazón,
y pica al hacer la señal de victoria.

 
Imagen de Şerif Alyaz con una Luna de sangre desparramada.

AVISO LEGAL-2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s