Ha sonado crack

Ha sonado crack, que lo he oído.

 

Quizás sea la tarta de manzana que enfriaba en la ventana,

no recuerdo quién la cocinó,

ayer quemaba,

la dejamos reposar

y se ha lanzado para no ser devorada.

 

No, no es eso.

 

Ha sido el jarrón con las verbenas,

no son flores de temporada,

se han rebelado contra el calendario,

el frío

y el agua enturbiada.

 

Pero no, no es eso.

 

Es el cuadro con aquellos músicos tocando,

uno se movió sin avisar y venció la estampa hacia un lado.

Han caído en desfile desacompasado,

ninguno recuerda qué canción estaba sonando.

Hay instrumentos desparramados,

y en el centro, el saxofón, es un niño abandonado.

 

No, tampoco es eso.

 

Se ha suicidado la máquina de escribir,

no quiso seguir viviendo nuestras letras,

antes quiso arrojarse al vacío,

que volver a sostener verbos para compensar.

 

Y no, no es eso.

 

Espera,

me duele aquí,

en el centro de la memoria,

¡ya sé lo que ha sido!

Era tu cabeza contra la mía,

chocando,

en mitad del salto.

 

Teníamos que haber contado hasta tres,

o haber mirado dónde íbamos a caer.

 

Vaya golpe, joder.

Siempre es duro usar la cabeza,

imagina dos.

 

Ha sonado crack, que lo he sentido.

 

Imagen destacada: «Q Train» de Nigel Van Wieck

Iduna RuSol

 

 

AVISO LEGAL-2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s