Silencio

Estos días jugamos a ver quién llena mejor el silencio. Y no lo entiendo, porque en mi vida fuera de esta extraña rutina disfruto mucho de mi tiempo en soledad, para hacer o deshacer.

Soy inquieta y charlatana, disfruto de los planes improvisados, de descubrir una nueva afición, escuchando una buena historia y dejando que descubran la mía. Siempre tengo una pregunta más o menos absurda, más o menos profunda, más o menos curiosa…con la que busco conocer o simplemente reírme. Esto nadie que me conoce lo pondrá en duda, pero poder estar callada, sin hacer nada más, con alguien, me parece maravilloso. Tú ahí y yo aquí, a un centímetro de distancia, y un silencio precioso en medio para que cada uno divague en el planeta que más le guste.

Es cierto que estas horas contemplando las mismas paredes invitan a coger el teléfono y hablar de nada, a sacar pinturas, a recuperar viejos talentos dormidos y rescatar quehaceres oxidados. Pero creo que solo tiene sentido si las conversaciones que inicias son para descubrir algo nuevo o alimentar una historia, si esa tarea a la que te lanzas con desesperación va a continuar en tu vida cuando podamos sentarnos en la calle, al sol, caña en mano, a ver pasar la vida. Si esas 150 actividades que te has autoprogramado para hoy no van a sumar más allá de la cuarentena, si esa persona a la que le cuentas lo aburrido que estás no va a brindar contigo en directo cuando todo pase… respira, cierra los ojos y descubre el gustito que da encontrar un buen silencio solo, o en compañía.

 

Iduna RuSol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s